Aspectos generales del tratamiento de datos personales HABEAS DATA

¿Qué es el Habeas Data?

El Habeas Data es la facultad que tienen las personas de conocer, actualizar y rectificar las informaciones recogidas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas, y los demás derechos, libertades y garantías constitucionales relacionadas con la recolección, tratamiento y circulación de datos personales.

  • A qué datos se aplica la ley de Habeas Data
  • A todos los datos de información registrados en un banco de datos administrados por entidades públicas y privadas.

¿Qué datos se excluyen de la Ley de Habeas Data?

  • Las bases de datos utilizadas para producir inteligencia de Estado (Fiscalía y Fuerza Pública)
  • Los registros de las Cámaras de Comercio.
  • Datos mantenidos en un ámbito exclusivamente personal.
  • Datos que no suministran otras personas Naturales o Jurídicas.

Deberes Frente a la Ley de Habeas Data

  • Deberes de los usuarios:
    Guardar reserva sobre todos los datos que les sea suministrado por las centrales de información
  • Utilizar la información únicamente para el propósito que se recibe.

Deberes de las Centrales de Información:

  • Garantizar el acceso de los titulares a su información.
  • Establecer las políticas, procedimientos y controles necesarios para la adecuada administración de la información así como para su oportuna actualización
  • Conservar medidas de seguridad sobre la misma
  • Permitir el acceso a la información únicamente a los titulares, usuarios, personal autorizado y a las autoridades en ejercicio de sus funciones legales o constitucionales.

Principales políticas que establece la Ley de Habeas Data

  • Impide la negación de solicitudes de crédito basadas en información negativa de las centrales de Información. Es decir, por ningún motivo se deben negar créditos aduciendo reportes negativos en centrales de riesgo.
  • Impide reportar un dato negativo de un deudor sin haber surtido el proceso de preaviso en los términos establecidos por la Ley. (20 Días calendario antes del reporte)
  • Impide reportar y/o consultar a un deudor sin contar con la autorización escrita del mismo.